El primer escándalo que descubrió Internet

Si cualquier profesional de la información que se precie debe conocer el caso Watergate, el fraude periodístico del The New Republic no es menos. Uno de sus reporteros, Stephen Glass, escribió 42 artículos de los cuales se descubrió que 27 eran total, o parcialmente falsos.

Stephen Glasss

A simple vista Glass redactaba unos artículos fabulosos, llenos de fuentes, de historias increíbles apoyados en una narración esplendida. El reportero estaba muy bien mirado por sus compañeros y gozaba de un cierto prestigio en el mundillo. Pero todo su mundo se le derrumbó cuando dos compañeros de profesión, Chuk Lane (redactor jefe del The New Republic) y Adam L. Penenberg (redactor del forbes.com) comenzaron a investigar los contactos utilizados por Glass para su “Hack Heave. El primero puso en práctica sus conocimientos informáticos para desenmascarar a Glass. El segundo, acompañó al reportero a los sitios donde habían ocurrido los hechos que había escrito en “Hack Heaven” y comprobó in situ que todo era falso.

Tras descubrirse la sarta de mentiras, Penenberg publicó “Lies damm lies and fiction” en el que recogió cómo destapó a Glass después de conversar con hackers, con el Interventor de California, visionar registros y documentos de Estado. 

Tal vez si Michael Kelly, antiguo redactor jefe de The New Republic,  hubiera pedido a Glass que las fuentes que le presentaba eran veraces en vez de creérselas de viva voz, todo esto no hubiera sucedido. Pero gracias a que otros periodistas honrados y al poder que demostró Internet, un medio que estaba surgiendo, se pudo saber la verdad.

Anuncios
Categorías:Charlas

El periodismo de verdad

Cualquiera que quiera ser un profesional de la comunicación debe saber quiénes son Carl Bernstein y Bob Woodward y qué es el caso Watergate. Ése que puso patas arriba una nación y que provocó que Richard Nixon, el presidente republicano de Estados Unidos,  dimitiera el 8 de agosto de 1974.

Richard Nixon

Bernstein una mañana lee en una noticia que han arrestado a cinco hombres que han intentado robar en la sede del Comité Demócrata Nacional, situado en el hotel Watergate. El periodista alarmado por lo ocurrido decide investigar lo ocurrido. Investigación a la que posteriormente se le une Woodward. Los reporteros del Washington Post hablan con los abogados de los acusados, con sus ex jefes, con compañeros de trabajo, con la Biblioteca de la Casa Blanca, etc.

Además de las averiguaciones que hacían preguntando a todo el que pudiera saber algo, la fuente más relevante de la investigación es ‘Garganta Profunda‘ o el ‘Ronco’ como se le conocía en el periódico. Éste iba guiando a Woodward en la investigación diciéndole por donde tiene que tirar o dándole algunos datos. La clave para que Mark Felt (Garganta Profunda) y el resto de fuentes accedieran a ayudar a los reporteros es que éstos no desvelasen sus nombres. Y gracias a que los periodistas iban cumpliendo su palabra a medida que iban descubriendo y publicando cosas la gente confiaba en ellos y les contaban lo que sabía. También es fundamental el papel de Ben Bradlee (el director del periódico) y de Katharine Meyer (la editora del diario) en su apoyo para que siguieran con el trabajo y en la exigencia de que contrastaran todo al menos con tres fuentes.

Bernstein y Woodward

Que se repetir Watergate en la actualidad es un poco complicado porque este tipo de periodismo, a pesar de que es el de verdad, el que da nombre a la profesión, cuesta mucho y las empresas de comunicación no están dispuestas a gastar tanto dinero. Además, el proceso de verificación de Bob y Carl ya no se utiliza. Ahora con mirar algo en internet sobra. Es más, con acudir a una rueda de prensa en la que no se admiten preguntas es suficiente para fusilar la información y emitirla. Asimismo, la credibilidad que los ciudadanos le concedían en el siglo pasado se ha perdido, y los culpables son los periodistas que se han olvidado del principio de que menciona el libro Los Elementos del Periodismo  “hacer del lector/oyente/espectador la primera obligación”.

Categorías:Sin categoría

Las presiones & la búsqueda de la verdad

Uno de los principios del periodismo como se explica en Los Elementos del Periodismo es el de cumplir “una obligación social que a veces puede anteponerse a los intereses inmediatos de sus patronos”, ya sea por cuestiones económicas o por presiones externas.

En el caso del programa de la CBS 60 minutos se ve claramente este dilema entre una parte y otra. El periodista Lowell Bergman recibe un anónimo en su casa con las iniciales de Philip Morris, y a partir de ahí comienza un proceso de investigación para poder esclarecer el asunto. En su búsqueda se pone en contacto con Jeffrey Wigand, un ex científico de ‘Brown & Williamson Tobacco’, la tercera tabacalera más importante de Estados Unidos. El periodista intenta que Jeffrey le cuente cosas, pero éste está atado de pies y manos con la tabacalera ya que ha firmado un acuerdo de confidencialidad. Poco a poco Bergman se va ganando su confianza y convence a Jeffrey para que haga una entrevista en la CBS contando todo lo que sabe.

Lowell Bergman

Una vez grabada la entrevista, le comunican a Lowell que no se emitirá por completo porque de así hacerlo la CBS pone en peligro su fusión con ‘Westinghouse’ e incluso la cadena podría llegar a pasar a manos de la tabacalera. El periodista ve que con esto se traiciona a su fuente, ya que Wigand se ha jugado muchas cosas (incluso su matrimonio) por ayudarle. Lowell, que en ningún momento quiere dejar a su fuente en la estacada, informa a otros medios de comunicación para que se sepa toda la verdad sobre el caso, y para que se vea como el productor de 60 minutos Don Hewitt y el presentador Mike Wallace han sucumbido a las presiones.

Gracias a la información de Lowell, el Wall Street Journal publicó un amplio y documentado estudio sobre los componentes adictivos que contiene el tabaco. El New York Times y el Washington Post también trataron el tema. Éste último redactó íntegramente la entrevista que Jeffrey había hecho a la CBS.

Una vez que la CBS emitió toda la entrevista, Lowell a pesar de que en ningún abandonó a su fuente ni dijo nada que no fuese verdad, se despidió de la CBS ya que creía que a partir de ese momento ninguna fuente iba a confiar en él. Esta decisión demuestra la profesionalidad de este periodista y su compromiso con su trabajo. Su actitud se podría comparar con la de la periodista española Ana Rosa Quintana que en su libro Sabor a hiel por error informático escribió párrafos copiados de la novela de Danielle Steel Album de familia. Perdón, he dicho Ana Rosa Quintana. Lo siento, quería decir su confidente ‘el negro’. Sea como fuere, la madrileña continúa ejerciendo.Ya se sabe que las comparaciones son odiosas.

Programa de la CBS

Categorías:Sin categoría

Modelos de convergencia

La implantación de la tecnología digital en el ámbito periodístico ha permitido que los periodistas puedan realizar su trabajo más rápido y desde cualquier punto del mundo. Asimismo, también ha sido clave para que los profesionales produzcan noticias en los distintos soportes periodísticos, es decir la convergencia. Dicha convergencia ha dado como resultado tres modelos:

a)      el de integración plena,

b)      el de colaboración entre redacciones,

c)      el de coordinación de soportes aislados.

Para poder dar una explicación amplia del fenómeno de convergencia, José Alberto García Avilés, Miguel Carvajal, Andy Kaltenbrunner, Klaus Meier y Daniela Kraus han analizado seis empresas de comunicación; dos de España (La Verdad Multimedia y El Mundo); dos en Alemania (el grupo de prensa nacional Die Welt/Morgenpost y el diario líder en el mercado de prensa regional Hessische/Niedersächsische Allgemeine, (HNA)); y dos en Austria (la redacción del diario de producción multimedia Österreich y la edición del primer diario en línea en alemán Der Standard).

Gracias al estudio se ha comprobado que Die Welt/Morgenpost y El Mundo forman parte de una redacción de integración plena, o sea, los profesionales de la comunicación realizan su trabajo para diferentes medios de comunicación.

Por su parte, tanto en  Österreich, como en HNA y en La Verdad Multimedia las redacciones colaboran entre ellas, es decir, los periodistas producen las noticias para diferentes formatos periodísticos a través de redacciones coordinadas entre sí que cuentan con algunos profesionales polivalentes, sin llegar a la integración total.

Por último,  la línea austriaca Der Standard se incluye en el grupo de coordinación de soportes aislados, es decir, la edición de papel va por un lado y la de internet por otro (no se produce trasvase de trabajadores de un medio a otro).

Como resultado de la convergencia, las empresas pueden producir contenidos de mayor calidad con menos personal, aumentar las expectativas de audiencia y ayudar a reducir el cambio climático. No obstante, todas las empresas que se han lanzado a la convergencia lo han hecho con miedo e inseguridad.

Por último, el caso de Der Standard ken Austria demuestra que sin convergencia también se puede tener éxito. Ellos desde 1995, año en que se abrió el portal de internet, han alcanzado la cifra de 1’2 millones de usuarios únicos.

Categorías:Sin categoría

Lo mejor de El País desde 1976

Muchos han sido los temas y los acontecimientos que han  recogido las portadas del periódico El País desde aquel 4 de mayo de 1976 cuando vio la luz en los kioscos españoles.

De todas ésas, analizaré cinco que desde mi punto de vista tienen un valor y un significado muy importantes, tanto por la relevancia de lass noticia como por la infografía que la acompaña.

En primer lugar, la portada del intento de golpe de Estado (El intento de golpe de Estado en vías de fracaso )es sorprendente porque la fotografía de Tejero ocupa la mitad de la hoja. Además, lleva antetítulo y este va separado del titular con un filete, y el  subtítulo va debajo de la fotografía.

La manifestación en contra de la guerra de Irak (No masivo a la guerra ) también es una de las portadas más destacadas de El País. En ella, como es habitual cuando un tema es relevante, la foto ocupa la mitad de la página, imagen que ya es en color gracias a la evolución de l la tecnología. Un detalle de esta portada es que cuenta con un espacio para la publicidad, que al igual que la foto principal es en color.

Con el inicio de la Guerra de Irak (Comenzó la guerra), El País publicó en portada un dibujo explicando la situación de cada bando en la guerra y las armas con las que cuentan. Este tipo de dibujos son más propios de deporte para ayudar a los lectores a que entiendan la táctica de un partido. Asimismo, se dan unas pinceladas de las ciudades que más afectadas están por la guerra.

Otra portada importante de El País es la que publicó con motivo del11S (América, atacada). La fotografía va en color como la de la manifestación en contra de la Guerra de Irak,  y al igual que sucedía con la de Tejero, la imagen visual ocupa media página, y el titular va subrayado en señal de que es una noticia  transcendental. Otra coincidencia con la del Golpe de Estado es que el titular va debajo de la fotografía. Pero en esta portada el texto, que se reduce a tres columnas pequeñas, va debajo de la imagen y en la otra se localizaba arriba.

Por último, el día de la tragedia del 11 M en Madrid (Infierno terrorista en Madrid: 192 muertos y 1.400 heridos), El País vuelve a abrir con una fotografía que es el centro de atención, es decir, la imagen dice más que el texto. De hecho, el texto se reduce a dos columnas en la parte inferior izquierda. Pero esta vez se introduce un ‘editorial’ como excepción.  Dicho género periodístico sólo se ha visto en este diarios el primer día de su existencia,  el día del 11M y después de este acontecimiento para pedir disculpas por una información errónea que había dado acerca del atentado.

Categorías:Sin categoría

El momento crucial, John Carlin

Que los periódicos de papel cada vez están perdiendo más lectores no es un secreto para nadie. Que hay muchos que opinan que opinan que en el 2043 dejarán de existir tampoco. Muchos en vez de buscar soluciones e intentar que no ocurra lo que pronostican, se lamentan de esta supuesta desaparición y la achacan a la fuga de la publicidad, al abandono de la lectura de las nuevas generaciones; y sobre todo a la revolución digital.

Sin embargo, no todo el mundo piensa igual y de esas diferencias podemos extraer tres teorías que intentan esclarecer qué será de los diarios de papel.

En primer lugar los blogeros consideran que el periódico tal y como se concivió hace 200 años tiene los días contados porque la sociedad ha cambiado y los grandes empresarios no se han adaptado a la nueva era de la red que se ha ido implantando poco a poco desde hace 12 años.

En segundo lugar los viejos rockeros sostienen que la forma de antaño de hacer periodismo prevalecerá a pesar de que ahora se viva un tiempo de transformaciones. los viejos rockeros confían en que con el periódico digital pase lo mismo que con la radio, es decir, que por mucho que aparezcan nuevos métodos de hacer periodismo, el diario tradicional podrá con todo y continuará existiendo.

Por último, los confusos, como su nombre indica, no tienen clara ni la supervivencia del periódico ni del periodismo. Para ellos las redacciones de diarios de papel por un lado y de periódicos de papel por otro no funciona ya y hay que concienciarse.

Desde mi punto de vista, el periódico de papel seguirá existiendo siempre que se acerque a los problemas reales del ciudadano y lo haga de una manera clara, agil, sencilla, y sobre todo veraz.

Categorías:Sin categoría

Write Local: How Small Newspapers Are Surviving

En la clase del pasado miércoles 7 de octubre, comentamos el texto ‘Write Local: How Small Newspapers  Are Surviving’. De él se extrajeron varias conclusiones que considero relevantes para el futuro de los actuales periodistas y de las nuevas generaciones.

El cierre de algunos periódicos de ámbito local en Estados Unidos y en otros países del mundo es un grave problema, ya que los medios locales son los que más se acercan a lo que al ciudadano de a pie le preocupa. Además, esta pérdida puede llegar a suponer un retraso de la profesión. Si van desapareciendo medios de comunicación, los periodistas dejaran de cumplir su función social como cuarto poder, y eso irá en beneficio de los partidos políticos que verán como su repercusión crece sobre las masas.

Ese aumento de poder por tarde de la Administración Pública también puede incrementar si se produce una financiación estatal. España y Estados Unidos se posición en contra de dicha inyección de dinero por parte del gobierno. En cambio, Francia sí que la ha aceptado en estos tiempos de crisis, a pesar de que esta ayuda lleve implícita una pérdida de independencia.

Otra cuestión destacable del texto es el hecho de que los grandes medios, como por ejemplo Detroy, tienen más posibilidades de acceder a una información local, que un diario local de una determinada zona. Por la condición de gran medio, Detroy cuenta con más personal para cubrir más cosas. En cambio, en los periódicos de una región en concreto, tanto el presupuesto como el personal son limitados. De ahí que su círculo de actuación sea restringido.

Por último, la precariedad laboral que sufre la profesión desde antaño, unido a la crisis económica, ha tenido  como consecuencia la convergencia de la edición de papel y la de internet de los diarios. Ahora, el mismo texto que se publica en papel sirve para la página web de periódico en la red, por tanto, las plantillas se han reducido.

Categorías:Sin categoría