Archivo

Archive for the ‘Charlas’ Category

Lo que nadie ve

1.100 planchas (23€ cada una), 30.000 kilos de papel, 175 kilos de tinta. Todos estos materiales son necesarios para la impresión de Información, La Verdad y La Opinión de Murcia en la planta de Localprint.

Para el que no lo sepa, Localprint es una planta de impresión que nació gracias a que EPI (Editorial Prensa Ibérica) y Vocento, dos grupos adversarios, se asociaron para imprimir sus respectivos periódicos en el mismo sitio, y así ahorrar costes y minimizar riesgos, por ejemplo, en caso de avería.

 

En los 36.000m2 que forman la planta localizada en el Polígono Industrial de Elche también se han impreso cabeceras como Qué, ABC, El País, El Mundo, Marca y periódicos alemanes e ingleses, todo ello con dos rotativas Wifag, tres CTPs: Polaris XTV de Agfa y dos líneas de cierre Ferag que permiten imprimir dos periódicos de 160 páginas a la vez, unos 500 diarios al minuto.

41 personas velan porque todo el trabajo que reciben en pdf, mediante una línea interna con los periódicos, salga bien. Ya que se imprimen diarios de la competencia, los pdfs se reciben por líneas diferentes y Localprint tiene firmado un contrato de confidencialidad, para así evitar plagios.

Después de la visita, por si aún me quedaba algún tipo de duda, me convencí de que el coste final de la producción de un periódico es más del euro que se paga en el quisco. Por ejemplo, antes de que salga el periódico definitivo de una edición, como puede ser la de Cartagena, previamente puede haber unos 500 periódicos que después de estar impresos no valen porque en una página el color no sale del todo bien. Además, una vez que ya se han impreso los definitivos cuando son transportados para ser empaquetados, si existe alguno en el que alguna de sus hojas no está perfectamente colocadas, se desprende automáticamente de la cinta para evitar enganchones, porque en el caso de avería de la máquina como mínimo la producción se para 20 minutos. Y ya se sabe, en el periodismo el tiempo es oro.

Localprint

Anuncios
Categorías:Charlas

El primer escándalo que descubrió Internet

Si cualquier profesional de la información que se precie debe conocer el caso Watergate, el fraude periodístico del The New Republic no es menos. Uno de sus reporteros, Stephen Glass, escribió 42 artículos de los cuales se descubrió que 27 eran total, o parcialmente falsos.

Stephen Glasss

A simple vista Glass redactaba unos artículos fabulosos, llenos de fuentes, de historias increíbles apoyados en una narración esplendida. El reportero estaba muy bien mirado por sus compañeros y gozaba de un cierto prestigio en el mundillo. Pero todo su mundo se le derrumbó cuando dos compañeros de profesión, Chuk Lane (redactor jefe del The New Republic) y Adam L. Penenberg (redactor del forbes.com) comenzaron a investigar los contactos utilizados por Glass para su “Hack Heave. El primero puso en práctica sus conocimientos informáticos para desenmascarar a Glass. El segundo, acompañó al reportero a los sitios donde habían ocurrido los hechos que había escrito en “Hack Heaven” y comprobó in situ que todo era falso.

Tras descubrirse la sarta de mentiras, Penenberg publicó “Lies damm lies and fiction” en el que recogió cómo destapó a Glass después de conversar con hackers, con el Interventor de California, visionar registros y documentos de Estado. 

Tal vez si Michael Kelly, antiguo redactor jefe de The New Republic,  hubiera pedido a Glass que las fuentes que le presentaba eran veraces en vez de creérselas de viva voz, todo esto no hubiera sucedido. Pero gracias a que otros periodistas honrados y al poder que demostró Internet, un medio que estaba surgiendo, se pudo saber la verdad.

Categorías:Charlas