Inicio > Sin categoría > Para quién trabaja el periodista

Para quién trabaja el periodista

Los altos ejecutivos de las empresas de información estadounidenses se han caracterizado por la búsqueda de la calidad de sus productos. Pero eso ha cambiado a partir de finales del siglo XX dando paso a verdaderos empresarios que se preocupan por obtener el máximo beneficio posible. De ahí que a sus redactores los motiven con un modelo de incentivos “gestión por objetivos” que se basa en aumentar su salario en función de su cumplen o no unos objetivos.

Esta práctica deja en mal lugar a los periodistas, ya que están perdiendo independencia a la hora de informar porque se ven indirecta o directamente obligados a realizar su trabajo con cierto favoritismo hacia los anunciantes que son los que aportan el dinero en los medios de comunicación. Un ejemplo claro es que es prácticamente imposible que cualquier medio de comunicación saque una noticia negativa sobre algún gran almacén porque éstos aportan insertan mucha publicidad en ellos. Con esto, los profesionales de la información no son leales a sus “clientes”, que son los ciudadanos. Éstos no se pueden concebir como alguien que va y compra una camiseta porque “la información periodística no es un servicio que alguien compre, sino un servicio gratuito”.

Debido a que en los medios sí que ven a la sociedad como verdaderos clientes, éstos han perdido su confianza en ellos; también influenciados por la pérdida de calidad en el producto. Resulta impactante que se dé esta situación ya que según la encuesta elaborada por el CCJ junto con el Pew Research Center for the People and the Press en 1999, el 80% de los periodistas afirmaron que “hacer del lector/oyente/espectador tu primera obligación” era “un principio fundamental del periodismo”.

De este sondeo sólo han pasado diez años, y probablemente, si se realizara hoy los resultados serían parecidos a pesar de que cada vez las distancias entre el ciudadano y el periodista se agudiza. Para evitar que siga aumentando, hay dos buenas soluciones:

  1. La parte periodística y la empresarial y/o publicista tienen que trabajar de forma conjunta. Pero  “la redacción tiene la última palabra en todo lo referente a la noticia” tal y como se hace en el Washington Post por orden del director ejecutivo Leonard Downie Jr.
  2. Demostrarle al lector/oyente/telespectador de qué manera funciona el medio de comunicación. La cadena de televisión Kgun-TV ha redactado varias veces la “Declaración de Derechos del Espectador”.

A estas dos medidas, se le podría unir la propuesta por Peter C.Goldmark que defiende la creación de crear un consejo que mida la independencia de la prensa, y así vivir con verdaderos medios de comunicación que velen por el derecho a la información que poseen las personas.

 

Los Elementos del Periodismo, Capítulo III: Para quién trabaja el periodista

About these ads
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: